DESPEDIDAS

Como todos, odio las despedidas, pero esta en concreto es una despedida necesaria para mi desarrollo personal. No me causa rechazo pero si una inseguridad tremenda.
Hace dos semanas cumplí 31 años, y hace apenas 1, superé mi segunda revisión!!!!
Ya ha pasado un año, y necesito cerrar el ciclo canceroso de mi vida para poder seguir evolucionando, seguir creciendo, para poder encontrar la felicidad y tranquilidad interior que tanto ansío.
Me quiero despedir de todos vosotros dando por concluida mi lucha contra el cáncer, y no sé muy bien cómo hacerlo. Yo que siempre tengo las palabras adecuadas, me quedo delante del ordenador mirando la nada con cara de pena, de ya no te veré más, como si estuviera dejando a un amor o algo parecido.
Me tengo que despedir del cáncer y no sé cómo. Desde hace unas semanas siento la necesidad de terminar con todo esto, de devolver al cáncer a su sitio, de quitarle importancia, de dejar de hablar de ello, hace semanas que no lloro al oír la palabra, incluso puedo leer mis antiguas entradas sin que me provoquen ansiedad.
Hace días que sé que tengo que decirle adiós a la enfermedad y no sé ni por dónde empezar.

No sé si cagarme en su puta madre o arrodillarme agradecida.

No sé si ponerme a llorar como una niña pequeña o reír hasta que me quede sin respiración.

No sé si despedirme o salir corriendo a ver si me persigue la muy puta.

No sé si los demonios cancerosos que anidan en mi subconsciente se largarán de una puñetera vez y me dejarán en paz, me dejarán aprender a vivir con un cáncer a mis espaldas, no sé si me permitirán el lujo de mirar hacia atrás y recordar mi lucha con cariño.
– Si con cariño, y es que esto del cáncer es un arma de doble filo (nunca mejor dicho), todo el proceso es una incertidumbre constante, y ahora un año después sigue siéndolo.
Sé que tendré ansiedad todas las dos semanas anteriores a mis revisiones, sé que cada vez que pise un hospital me entrará taquicardia y saldré de ahí medio infartada, sé que cada vez que huela a químico, a pintura, a lejía me entrarán ganas de vomitar, todo esto lo sé, es el handicap de superarlo. (Ojo, superarlo no es ningún handicap, es una suerte, es una intervención divina, es como si me hubiera tocado el euro millón y encima tengo salud para disfrutarlo.)

Tengo muchísimas ganas de que otros aspectos de mi vida ocupen en lugar que el cáncer deja. Quiero que el cáncer deje de ser una prioridad y pase a ser la experiencia de mi vida, lo que marcó un antes y un después. Quiero dejar de verme como una cancerosa, quiero empezar a ser una persona sana, viva, sin que el estigma del cáncer me acompañe a donde quiera que me lleve esta vida que me ha tocado llevar, o vivir, o sufrir.
Necesito dar por concluida esta etapa y tengo que empezar por el blog, mi blog.
Mi terapia natural, es como mi hijo, sale de mis entrañas, de mis más oscuros pensamientos, de mis más terribles vivencias.
Mi blog, mi arma de fuego.

Mi blog, mi manera de vomitar todo lo que he ido sintiendo, mi forma de haceros participes de lo que es pasar por un cáncer.

Mi blog, mi historia. Mi vida.

Ese blog que me daba la vida mientras intentaba no morir.

No penséis que voy a cerrar el blog, ni mucho menos, lo voy a dejar siempre en la red, para poder ayudar a otros que estén o vayan a pasar por lo que yo pasé, para que podáis consultarlo en caso de dudas, para que podáis seguir escribiéndome y contándome como os sentís, voy a seguir contestado a todas vuestras dudas, todas vuestras preguntas.
Solo palabras de agradecimiento a todos y cada uno de los que han leído este blog, solo gestos con cariño para todos aquellos que se han animado a escribirme, o me han encontrado por la calle y me han parado solo para contarme que me han leído, solo abrazos y ánimos a todos los que estando enfermos han leído mis palabras y les ha aliviado un poco, o les he podido aclarar algo, o les haya podido ayudar en algo. Solo una advertencia a todos los que se han dado por aludidos cuando me he cagado en todas y cada una de las personas sanas a las que os he hecho aunque sea por unos segundos plantearos vuestro modo de vida. Solo reverencias a todos y cada uno de los que me han escrito para contarme como van después de su cáncer, o para hacerme participe de su enfermedad.
Con todo esto me gustaría terminar diciendo que jamás podré olvidar todo lo que he pasado este tiempo, siempre estará ahí, es algo que me acompañará toda la vida. Algo así no se entierra, tengo que aprender a vivir con ello, he dejado que sea parte de mi vida, le he dado su hueco dentro de mí. Lo único que ahora intento es pasarlo a segundo o tercer plano.
Ahora quiero ocuparme de mí, quiero correr, quiero ser feliz, quiero atragantarme de reír, quiero bailar, quiero disfrutar, quiero sentir, ahora lo quiero TODO.
Por favor no dejéis de escribirme para cualquier cosa, no dejéis de opinar, no dejéis de leerme si lo necesitáis.
Muchas gracias por todo amigos, gracias a vosotros todo se ha hecho mucho más llevadero, mucho más fácil.
Ojalá jamás hubiera tenido que pasar por ello, ojalá, pero el cáncer me ha hecho mejor persona, más trastornada, más débil, más sensible, con más disfrute, el cáncer me ha hecho tomar las mejores decisiones de mi vida, pero lo mejor de todo es que me ha dado más ganas. Un consejo de cancerosa, hacedlo todo con ganas, siempre con ganas, con muchas ganas.
Hasta siempre amigos.

Un abrazo enorme.

.Mery.

Reflexiones de una ex cancerosa en Tailandia

Amigos, hacía mucho que no escribía y es que las cosas en mi vida han cambiado tanto que asimilarlo todo en dos meses es complicado.  Aún no he acertado a pensar si todo es por culpa del cáncer o gracias a el. Lo cierto es que ya no puedo mirar hacia atrás para comparar ya que ahora todo es nuevo, me sorprendo a mi misma en muchísimas ocasiones, quién me ha visto y quién me ve…

Reflexiones de una ex cancerosa que mientras está tumbada un una hamaca en una playa de Tailandia piensa en todo lo que ha pasado y se le empañan los ojos, piensa en lo sufrido, en lo experimentado, en lo sentido, en lo dolido, en lo que fue y ya no es, en los miedos que tenía,  ahora son mayores, en las prioridades,  en las ganas, piensa en la Mery que era antes y ahora ya nada es igual, no es ni mejor ni peor, sino que no es igual, no es como solía ser. Mientras cumple un sueño piensa en lo paradójico de la vida, hace medio año estaba atada a una puta máquina de quimio y ahora el viento y el sol me golpean la cara mientras observo el paisaje y solo veo mar, palmeras y barquitos. Hace medio año pensaba en mi funeral y ahora solo pienso en todo lo que quiero hacer y en como quiero que sea mi vida, hace medio año solo vomitaba y ahora como rollos de primavera picantes, hace medio año no pensaba que realmente amigos, la vida puede ser maravillosa, hace medio año solo pensaba en que la vida me estaba dando por culo pero bien.

Como es esto de cumplir sueños que cuando eres consciente de que lo estas haciendo, solo pararias el tiempo para levantarte a chillar y a llorar, por todo lo que has conseguido, por todo lo que está por venir, por todo lo que tendrás que dejar atrás.

Alguien pensará y que cojones hace esta puta loca escribiendo mientras está de vacaciones?  Pues es lo que me ha entrado ganas de hacer, he abierto el wordpress para ver que tal le iba a mi amigo Javi, y ya que estando en una hamaca se pueden hacer muchas cosas, pues aquí lo tenéis!

Prometo escribir más en cuanto vuelva.

Un abrazo amigos!!

Todo lo que empieza cuando “termina el cáncer”

Parece que a veces, aunque muy pocas veces, el mundo y yo nos entendemos. Hace un par de semanas recibí un email de una seguidora del blog, Margalida, en el cual me recomendaba una lectura y me adjuntaba un pdf.Gracias Margalida, me está viniendo de perlas.

Resulta que GEPAC ( Grupo español de pacientes con cáncer), ha elaborado una guía , libro, manual, para pacientes y supervivientes del cáncer. Estoy empezando a leerlo y  la verdad que no me ha podido ayudar más, tiene opiniones de médicos, de especialistas, de familiares, pero lo más importante para mi, de pacientes, de personas que han pasado por lo mismo que yo que aconsejan y comentan, como  es esto de empezar de nuevo después de superar un cáncer, como hacer vida normal, como enfrentarte a todos los cambios que conllevan padecer un cáncer,conciliación familiar, terapia de pareja, como volver al trabajo sin que te de un infarto con solo pensarlo, la verdad es que está muy bien explicado y escrito.  En entradas anteriores me quejaba de que me sentía bastante perdida en este sentido, y de que podías leer por todo como superar un cáncer, pero no que hacer cuando ya lo has hecho, y ahora tengo como una ayudita más para poder hacerme esto más llevadero.Qué bien!

Un 10, para GEPAC! Gracias desde aquí. Si quéreis leerlo os o podéis descargar en la web:

http://www.todosomosupervivientes.com

O si vivís en Barcelona, Madrid o Zaragoza ir a buscarlo a sus oficinas, también está disponible en algunos hospitales, pero no sé cuales.

Un abrazo y buen comienzo de semana!

Sentimientos encontrados…

Os prometo que aunque esté contentísima por el hecho de haber superado un cáncer, tengo que confesar que estoy más perdida que Wally de camino a la Meca…

Y es que después de vivir algo así,algo tan duro, algo por lo que has luchado tanto, algo tan estresante, mi mente y mi cuerpo han sufrido tanto, el trauma ha sido tal, que ahora tengo que empezar de nuevo y no tengo ni puta idea de como hacerlo, os lo juro, no sé que hacer, ni como hacer para volver a la normalidad. Pero qué cojones? Cómo es posible volver a la normalidad después de algo así? En realidad no creo ni que sea posible volver a la normalidad, porque después de un puto cáncer lo que antes llamaba normalidad, ahora no es más que los trozos de rutina que me encantaban, ahora he cambiado, algunos dicen que para bien, otros pensarán que para mal, otros dirán por ahí que estoy muy bien cuando en realidad no tienen ni puñetera idea, porque está claro que ya no tengo cáncer, que ya no tengo quimios, muy bien, tiro cohetes cada día para celebrarlo, pero y ahora qué?

QUÉ HAGO CON MI BODY AHORA? Si, disfrutar de la vida, viajar, hacer todo que tenías pensado hacer, volver a proyectos anteriores, bla, bla, bla… Y que hago con mi mente ahora? Qué mierda hago? Vuelvo a repetir que no tengo ni la más remota idea. Me limito a vivir el día a día, pero nada ha cambiado, yo sigo teniendo miedo, sigo extremadamente sensible, sigo irritable, sigo inestable, sigo rara,sigo sin ser yo,  no sé si en algún momento llegaré a la normalidad, o si todo esto que me está pasando es normal. Jamás volveré a ser la de antes y no sé si eso es lo que quiero para mi.

He hablado con una colegui, que tuvo un cáncer de hígado y que para mi desde el principio de la enfermedad ha sido como un referente a seguir, ella me dice que me de tiempo, que tenga paciencia, que es normal todo lo que me se me está pasando por la cabeza, yo de cada vez me doy más cuenta de que jamás volveré a ser la de antes, y cada vez me da más pena despedirme de mi yo antiguo, yo no quería cambiar, me sentía muy bien conmigo misma, ahora tengo que aceptar que mi mente esta traumada y no me da la puta gana!

Me limito a mirarme al espejo sin ningún ápice del amor que sentía antes por mi físico, me ha crecido el pelo de la cabeza, pero me da la sensación de que es oscuro, y yo era rubia. No me ha crecido ni una pestaña nueva, ni un pelillo en las cejas. Cómo cojones voy a empezar de nuevo si cada vez que me miro al espejo se me para el alma, si cada vez que me noto aire en el cogote vuelvo a 3 meses atrás y se me desvanece todo, si cada vez que oigo la palabra cáncer me quedo en estado de shock.

Gracias Mamá!

Os prometí que algún día os hablaría de mi madre.

No solo me parió, no solo me ha enseñado todo lo que sabe, no solo lo ha dado todo por mi, no solo ha luchado contra viento y marea , no solo es mi mejor amiga, no solo ha aguantado mi dura adolescencia, no solo soy  como soy gracias a ella, sino que  ella es mi madre. Ella me ha educado, ella me inculcado la bondad y el buen hacer en la vida.

Sabéis lo gratificante que es saber que pase lo que pase, hagas lo que hagas, siempre tendrás a alguien que no te va a juzgar, que simplemente estará ahí, alguien que te querrá, alguien con quien hablar en cualquier momento, alguien que te conoce como si fueras tu mismo y a pesar de ello te quiere? Alguien que lo sabe todo de ti, si, TODO.

Tan pequeña, pero tan grande, que ha luchado con uñas y dientes toda su vida, a la que no puedo dejar de admirar, a la que se lo debo todo, esa persona que siempre tiene una sonrisa en la cara, que siempre está ahí para hacerte un favor, que disfruta viviendo a mi casa los domingos. Mi confidente, mi amiga, mi familia, mi tesoro, mi alma gemela, mi sueño, mi vida.

No hay palabras para expresar lo que siento por ella, amor, ternura, complicidad, gratitud, sobretodo gratitud. Ni todo el dinero del mundo podría cambiarse para acercarse un mínimo a lo agradecida que le estaré siempre.Sé que no ha sido fácil para ella toda esta mierda del cáncer, en absoluto. Pero ella traspasaba el umbral de la puerta de mi casa o de mi habitación en el hospital y aunque por dentro se estuviera cagando en todo, y aunque no tuviera ganas de nada, me miraba a la cara y me sonreía, se hacía la feliz delante de mi, se esforzaba por hacerme ver que la vida es maravillosa aunque la suya en este último año haya sido una auténtica pesadilla.

Ella, la única persona capaz de aliviarme el dolor solo con tocarme, ella me enseñó a sufrir, me enseñó como llevar mejor esto del dolor, ella me miraba y yo me sentía aliviada. Ella me acompañaba y yo me sentía más fuerte. Ella me hablaba y yo me sentía más serena.

Ella me ha acompañado a todas y cada una de las quimios, visitas médicas, pruebas, a todas. Siempre ahí, siempre!  Joder que suerte tengo y he tenido de tenerla como madre! Jamás ha superado las espectativas que he tenido con ella, sino que nunca he esperado menos de ella. Gracias a ella a su compañía, a su saber estar esto de pasar por un cáncer ha sido un poco más fácil. Gracias a ella he hecho de tripas corazón cuando me quería morir (literal), y me he levantado y he seguido luchando. Esta victoria no es solo mía, también es suya.

Tenaz, luchadora, trabajadora, sufridora, cariñosa, reflexiva, despistada, inagotable, persistente, tierna, dulce, entrañable, simpática, divertida, alocada… Así es mi madre, la persona más importante que tengo en mi vida, y a la que cuando sea “mayor” me gustaría parecerme aunque fuera un poquito.

Gràcies per tot mamà, t’estim molt, mes que tu a jo! 😉

Aquí sigo!

Hola amigos, no creáis que porque he terminado las quimios y he superado el cáncer me he olvidado del blog, ni mucho menos. Pero estos días he tenido la cabeza en todos lados menos en el ordenador, de esto que tengo tantas cosas pendientes por hacer y por pensar que ni duermo pensando en todo lo que quiero hacer y en como me gustaría hacerlo, mi mente no para.

No es fácil acostumbrar a la mente, no es fácil demostrarle que ya no tiene que sufrir más, hacerle ver que ahora solo me tengo que preocupar de recuperarme y de eliminar todo el veneno que llevo dentro, después de sufrir tanto y tener un objetivo tan claro y tan difícil, ahora todos los objetivos que me pongo son tan pequeños, o me da la sensación de que son tan poca cosa, que es muy complicado satisfacer mi necesidad de cumplirlos, no sé si me explico.

Hay gente que me pregunta qué tal estoy, pues como voy a estar? Contenta, feliz! Es muy gratificante ver que cada día voy a más y que cada vez el cáncer se hace más pequeño. Y que mi cuerpo cada vez se asemeja más a lo que fue. Aún llevo el port-a-cath y creo que hasta dentro de un par de meses lo seguiré llevando, me dará pena el día que me lo quiten. Será el fin de una etapa, la peor etapa de mi vida sin duda alguna, pero a la vez una de las más bonitas, no sé es raro. Ya profundizaré más en este tema otro día.

Hace casi un mes que no me inyectan quimio, pero yo aún noto el gusto asqueroso a sangre en mi garganta, el pelo no ha empezado a crecer, aún no me he atrevido a ir a hacer la compra sola, me sigo mareando sin tener por qué…

Pero si he empezado a andar, voy poco a poco, pero 3 veces por semana camino unos 2 km, no está mal, eh! Más adelante quiero empezar a correr,también me he apuntado a clases de pádel, pero no empezaré hasta diciembre, o enero, veremos como me siento. Evidentemente no he empezado a trabajar aún, si todo va bien y mi cuerpo me lo permite me gustaría empezar en enero, después de Navidades. También me he comprado una cremita para que me crezcan las pestañas! Como añoro mis pestañas! Cada día me miro al espejo minuciosamente para ver si me han crecido, soy una ilusa y creo que si lo han hecho me daré cuenta, y no es así! He empezado a cocinar y también estoy leyendo libros como una loca, como ya no me duele la cabeza puedo leer horas y horas!

Sabéis que es lo mejor que he hecho en este tiempo? Salir de mi casa cuando hace sol!!! Si, sin importarme si me da el sol en el cogote! Que gusto por Dios! También he comprado los billetes para ir a Tailandia a finales de febrero! Me lo merezco, mejor dicho mi pareja y yo lo merecemos!!

No me olvido de vosotros, prometo escribir más y contaros como me va la vida, también recuerdo que tengo pendientes las entradas de agradecimiento. Lo sé, lo haré pronto.

Un abrazo.

Sabéis qué?

Aún me encuentro en estado de shock, aún no me lo creo, aún no sé que hacer con mi body, aún lloro solo de pensarlo.

Resulta que anteayer tuve cita con mi hematólogo para hacer el típico seguimiento de las quimios y tal, yo iba con la mentalidad de rogarle que me quitara el último ciclo, es decir las últimas dos quimios, ya que durante el ingreso lo pasé verdaderamente mal, y después no había conseguido reponerme.

Solo me senté y le dije que no podía más con mi vida, él me dijo que esperara un momento que tenía que mirar a conciencia mi historial… Y sabéis qué???

Me dijo que me quitaba todas las quimios que me quedaban, TODAS!!!!!

Me explicó que en este momento tengo un 97% de posibilidades de estar curada, y que con las 4 quimios que me quedaban llegaría al 99%, y amigos yo por un 2% no voy a delirar 40 días. No solo por el dolor, sino por el veneno, la puta quimio es veneno, te mata por dentro.

Sabéis lo que eso significa??? Que ya se acabó! Que ya no tengo que sufrir más! Que ya he ganado la guerra contra el cáncer! Si joder! HE GANADO! He luchado con uñas y dientes y he ganado!

No me lo podía creer, le dije eso significa que mañana no tengo quimio? Contestó que no, buahhhh, otra vez me puse a llorar como si no hubiera mañana! Mi madre a mi lado también, en 30 segundos tuve que pasar de mentalidad quimio a mentalidad soy libre como un colibrí!

Lo pienso y solo puedo llorar y pensar en que todo lo que he pasado me ha servido de algo, de que el sufrimiento y el dolor no han sido en vano, de que mentalmente ahora soy mucho más fuerte, ahora me dedico a superar cánceres, me siento súper poderosa, ahora tengo el futuro en mis manos, ahora solo depende de mi, ahora nada, NADA, va a poder conmigo, ahora soy más madura, ahora me preocuparé solo por lo importante, ahora diré que no a lo que no me de la gana, ahora sé lo que quiero para mi vida, ahora solo quiero una cosa, VIVIR.

Ahora solo tengo que recuperarme, y no tengo ni idea de como voy a hacerlo pero lo haré.

Tenéis alguna sugerencia?

La muerte de María Villota

Mi hematólogo siempre me dice que el impacto de enterarte de que tienes cáncer y todo lo que hay que pasar para superarlo es similar a cuando tienes un accidente grave… En parte tiene razón, ya que ni el cáncer ni los accidentes se eligen, pasas horas preguntando por qué en cualquiera de las dos situaciones, y si el accidente es jodido la recuperación es muy dura, y se necesita mucha fuerza y vitalidad para luchar, en un caso contra un bicho asqueroso, en el otro contra una pierna que no tienes o un cráneo roto en mil pedazos.

Nunca supe quién era María Villota hasta que la vi aparecer en la tele con un parche en el ojo, dando conferencias y lecciones de vida que solo una persona que ha pasado por lo que ella pasó puede dar. Me dio una pena terrible cuando me enteré de su muerte, es inevitable empatizar con ella, al fin de al cabo las dos hemos estado luchando por la vida, me sabe tan mal pensar que alguien lucha con uñas y dientes por la vida y al final muere, sobretodo personas de mi edad, o más jóvenes. Es una verdadera pena que las personas tengan que morir jóvenes.

He reflexionado mucho sobre ella, su accidente, su lucha, y su conclusión final, su libro. Aún no lo he leído, pero lo haré. Su libro “La vida es un regalo”. Y es que amigos, tanto ella como yo hemos tenido la suerte de poder luchar por la vida y darnos cuenta de que realmente la vida es un puto regalo, y de que hay que disfrutar de todos  cada uno de los momentos que te brinda. No me cansaré de decir que a mi el cáncer me ha cambiado la manera de vivir, los valores, las prioridades, a ella también le pasó todo esto. Pasar por algo así te cambia, pero te cambia a mejor, te eriza la piel en cada momento bonito que experimentes, hace que te des cuenta de lo imbécil que has sido en mil momentos que has “sufrido” por completas chorradas que ahora las pienso y digo menuda gilipollas estaba hecha. A ella también le pasó. Hace que te vuelvas una persona mejor, una persona más madura, hace que tengas mucho más claro lo que quieres para ti, para tu vida, hace que las simplicidades de la vida se conviertan en grandezas, en gotitas de felicidad.

Está claro que ella ha tenido un final muy precipitado, pero estoy segura de que el año y medio que la vida le concedió fue el mejor de su vida, y también estoy completamente segura de que tuvo un final muy digno, como el que yo quiero tener, y esté donde esté estará contenta porque ha podido dejar su legado y su lección de vida, su libro. Yo no soy famosa, ni deportista de élite, ni nada de eso , y probablemente no tenga la oportunidad de escribir un libro, pero este blog es mi legado y mi pequeña lección de vida.

Qué os parece?

Quién avisa no es traidor…

Ya os lo avisé, en realidad os avisé a vosotros para que me quedara claro a mi, que esta guerra está ganada, pero que me quedan unas cuantas batallas por delante.

El martes pasado tuve mi 8ª quimio, los primeros días fueron como una quimio normal, lo de siempre, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, náuseas…Pero a partir del sábado empecé a sentirme realmente mal, era un dolor diferente un dolor nuevo, estoy hasta los cojones de dolores nuevos, me dan muchísimo miedo, hay veces que no sé si me está pegando infarto o un mega pinchazo en el pecho, o si se me duerme el pié por algún trombo o es que he estado sentada encima de él un par de horas, algunas veces me pegan unos pinchazos en cualquier nervio , como  en la cara, en el brazo o en  la espalda, y me quedo sin respiración unos 30 segundos… Cada día un dolor nuevo.

Bueno a lo que iba, resulta que  tenía un dolor abdominal, en la parte inferior izquierda que era como si me taladraran a cámara lenta, empecé a vomitar todo lo que comía, no podía dormir,no podía andar, ni estar tumbada, ni nada… Así que acabé en urgencias delirando. No sé si los pacientes que nos comemos quimios tenemos preferencia, pero bueno me cogieron en seguida, y me empezaron a hacer pruebas, ecografías, radiografías, análisis, y nada me ingresaron, puesto que me dieron un derivado de la morfina y el dolor no se fue, sino que se iba moviendo. He estado dos noches en mi clínica “querida”, he de decir que me tratan como si fuera la reina de la clínica, toda la gente de la clínica Rotger de Palma, enfermeras, auxiliares, celadores, mi súper médico internista, mi hematólogo, hacen que me sienta muy bien (dentro de lo que cabe, ya que yo como podéis suponer estoy mejor en mi casa y sin dolor).  Pues eso, que me he tirado ahí tres días, que todo lo que comía lo vomitaba, ya al final vomitaba sangre y todo del esfuerzo, lo he pasado realmente mal, seeee, esto es una puta mierda. Después de mil pruebas pues nada que está todo bien y que me puedo ir a casa sino vomito más, desde que me lo han dicho no he vuelto a vomitar, pero tengo el estómago como si estuviera Manolo el del bombo en final de mundial… Que todo este dolor es de las propias quimios. El otro día le decía a mi madre que le daba mi dedo meñique sino tenía que comerme más quimios, tengo que ir a ver a mi hematólogo y decírselo, a lo mejor cuela, le doy los dos dedos meñiques de las manos si me quita las 4 quimios que le quedan, la verdad es que no creo que le interesen dos dedos meñiques, pero los puede poner en formol  dentro de un bote y tenerlos como objeto de decoración. No cuela, lo sé.

Un saludo amigos.

Esto aún no ha terminado…

Después del macro subidón inicial toca que una ponga los pies en el suelo y se acuerde de que a pesar de estar limpia, tengo que comerme las 5 quimios que me quedan… Si, es una mierda. Pero tiene su explicación (o al menos en eso me dicen), el tema es que el PET es un 99% fiable y solo hace falta que se me quede por ahí turulando una célula cancerígena con ganas de reproducirse y triunfo como la coca cola, entonces no tengo otra opción que seguir con las quimios.

Me da una pereza amigos, que te cagas, pero bueno, no tengo otra. Algunos me dicen, bueno ahora ya vas con otra mentalidad y ya es diferente y tal, pero la verdad es que las quimios cada vez pesan más, y aunque esté limpia, y eso me haga hiper feliz, el sufrimiento de las putas quimios que me quedan no me lo quita nadie, así que nada, no penséis que ya he terminado con esto, porque no es así…

Es como si supiera que he aprobado la asignatura más chunga con sobresaliente, pero aún así tuviera que ir a todas las clases y hacer 5 exámenes…

Bufff, qué pocas ganas tengo de quimios amigos!

Ya os iré contando!