Lo que nadie te cuenta (y nadie entiende) después de superar un puto cáncer…

Aún no he conseguido que ningún mortal (no canceroso) entienda por la situación que estoy pasando ahora. He conseguido que me escuchen, pero no que me entiendan.

Me siento súper incomprendida, simplemente por que mentalmente, estoy en los peores momentos de mi vida. Y eso nadie que no haya pasado por esto lo puede entender.

Yo solo intento salir del estado catatónico en el que me encuentro, yo solo intento no llorar cuando pienso en el cáncer, cuando leo mis antiguas entradas, cuando me doy cuenta de la vida de mierda que llevaba antes, cuando entro en mi mente y me percato de que no hay ni rastro de la antigua Mery, cuando entiendo que no quiero nada de lo que antes quería para mi vida (tampoco sé lo que quiero), pero si lo que no quiero, cuando veo en lo que me iba a convertir si el cáncer no hubiera pasado por mi vida, cuando me doy cuenta de que entiendo el mundo de otra manera, cuando me muero por sentirlo todo de nuevo, todo es nuevo, no mejor ni peor, simplemente nuevo.  Y es que amigos, ya no sé ni quién soy, ya nada es suficiente.

Me hallo en un momento de catarsis total, he buscado en el diccionario y dice lo siguiente:

1. f. Entre los antiguos griegos, purificación ritual de personas o cosas afectadas de alguna impureza.
2. f. Efecto que causa la tragedia en el espectador al suscitar y purificar la compasión, el temor u horror y otras emociones.
3. f. Purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda.
4. f. Eliminación de recuerdos que perturban la conciencia o el equilibrio nervioso.
5. f. Biol. Expulsión espontánea o provocada de sustancias nocivas al organismo.

Parece que La Real Academia Española sabe explicar mejor que yo, lo que me está pasando. Asumir tanto cambio, tanto trauma, tanto dolor,tanta rabia, tanto malestar,tanto sufrimiento, tanta lucha, tanto llanto, tanto miedo, tanto nervio, tanta angustia, tanta incertidumbre, asumir tanta ansia, tanta congoja, tanto pánico, tanto terror.

Asimilar todo esto señores a mi me está costando horrores. Y es que todos los adjetivos anteriores, eran muy pequeños, casi invisibles cuando estaba enferma y me comía quimios una detrás de otra. Ahora me está saliendo TODO. Y no es fácil, nada fácil, creo que es el reto más grande al que me enfrento.

Y es que nadie te cuenta que es lo que pasa cuando superas un cáncer.  Nadie habla de como te quedas luego, te sueltan en un valle lleno de margaritas amarillas con un caminito de piedras que te lleva al cielo, pero no te enseñan a andar hasta él.

Si, estoy viva, y lucho por seguir estándolo, si, me alegro por ello, si, he tenido muchísima suerte, si, voy a seguir luchando, si, seguiré con todo adelante, si, no voy a parar hasta que sea feliz, si, haré todo lo que pueda, si, lo haré lo mejor que sepa, si, intentaré ser fuerte, si, sonreiré siempre que pueda.

Pero en días como hoy, en los que me miro al espejo y ni me reconozco, en los que miro fotos de días antes de saber que estaba enferma, y me veo hasta la cara cambiada,no me gusto, no sé ni quién soy, no me veo venir, me sorprendo cada día a mi misma. En días como hoy en los que nada ni nadie me consuela y me encierro en mi habitación intentando no pensar en nada, solo dormir, solo soñar, solo vivir.

Últimamente me habéis escrito muchísimos seguidores nuevos, prometo contestaros a todos en cuanto tenga la mente más despejada. Que espero que sea pronto. Os tengo presentes.

Un abrazo.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios