El 2013 se escapa por la ventana y yo no sé si reir o llorar…!

No sabéis las tremendísimas ganas que tengo de que se acabe este año de mierda! Qué ganas de cambiar todos los calendarios y no volver a ver el 2013 nunca más, qué ganas de mandarlo a tomar por culo, qué ganas de poder empezar de nuevo, qué ganas de coger carrerilla y no mirar para atrás.

A algunos les gusta el 13, a mi me da asco, conmigo se cumple el mal presagio y el 13 no me ha acompañado, ni mucho menos. Me gustaría poder olvidarme de este 2013, el año en que me diagnosticaron un cáncer, pero eso no ocurrirá jamás. No solo ha sido el peor año de toda mi vida, sino que también ha sido el año en el que me he hecho grande como persona, que paradoja verdad? Sí, el 2013 ha sido el peor, el que más mal se ha portado conmigo, el que no ha cedido ni un ápice, el que no me ha dejado seguir con mi vida, pero ha sido el que me ha hecho caer y volverme a levantar, ha sido el que me ha mirado a la cara y ha tenido los santos cojones de retarme, sí, a mi, que tengo los cojones más grandes que una mujer pueda tener, el 2013 ha tenido la gentileza de enseñarme la importancia de la buena salud, el poder de una buena carcajada, me ha enseñado lo que significa la amistad, el amor incondicional, me ha mostrado la verdadera esencia de la vida, me ha ofrecido un abanico lleno de emociones nuevas, me ha convertido en una persona más sensible, más emocional, en definitiva, más viva….

No estoy segura de si todo esto me lo ha dado el 2013 o el cáncer, diría que los dos van cogidos de la manita.

Pero ojo, todo lo bueno que he vivido este 2013, lo he vivido gracias a una serie de personas que han hecho que mi andadura por las sendas más oscuras de la vida fuera más llevadera, personas que me han cogido de la mano durante ese camino para que no cayera, y en caso de haber caído se han acercado a levantarme y a darme una palmada en la espalda, un abrazo o simplemente se han sentado a mi lado a escuchar mis locuras de cancerosa. No quería despedirme del 2013 sin agradecer encarecidamente a esas personas lo que me han demostrado y lo que han hecho por mi.

En primer lugar quería darle las gracias a mi madre (ya os he hablado de ella), y a mi pareja Thomas, no tengo palabras, solo lágrimas de emoción, de gratitud para expresar lo que este hombre ha hecho por mi en estos meses de agonía, siempre sonriente, siempre sacándome una sonrisa de la cara mientras yo deliraba, siempre impasible, siempre ternura, siempre adoración, siempre delicadeza, siempre mimos, siempre ahí, siempre haciéndome razonar en los momentos en los cuales mi lúcida mente se iba de vacaciones, siempre a todo sí, siempre cuidándome, siempre con una mirada me aliviaba el alma.

Gracias a mi familia por estar ahí al pié del cañón, especialmente mis primos Pipo, Narcis y Toni, mis tíos Josep y Cati que han hecho que pudiera subir a la playa y poder sentir momentos de eterna serenidad, mi hermana que ha estado ahí pese a todos los impedimentos que tenía.

Gracias a todos y cada uno de mis amigos, todos los que habéis desfilado continuamente por mi casa en estos meses,a los que me habéis sacado de casa para dar un paseíto o tomar un helado o una cenita rápida,  Soli, Luis Ferrer, Peter, Tessi, Crisee, Oscar, Alberto, Jordi, Nadal, Jara, Chris, Elena Rotger, Javi Isern, Paco, Pato, Murci, Santi, Marc Torres, Pau Vilella, Dani Rico, Raúl, Emilio, Diego, Sandro,Carlos, Pablo Zaragoza, Toni Sureda, Pepo y Bego, Sandrita,  Rosita, Sebas, Tupi, Nere, Lore, Luis Roig,Esther Solá, Biel Nada, Marcos Truyols, no tengo palabras para agradecerle a mis amigas Alba, Laura, Marta y Mónica la ternura con la que me han tratado y lo mucho que deben haber luchado para no llorar delante de mi y para escuchar mis pormenores de cancerosa.

Gracias a mis super compañeros de trabajo que han estado ahí dándolo todo apoyándome al 100%,especialmente a mi super jefe Eduardo que me ha demostrado que él es mucho más que un jefe, por estar ahí como el que más, semana tras semana, día tras día. Gracias también por supuesto a mis otros compis que han venido a casa llenos de dulces y que me han sacado todas mis semanas no quimio para que me diera el aire, gracias a  Rafa Lladó, Rafita, Manolo,  Margie, Isabel, Gini Wini, Jaume, Miguelón, Eduard, Marta, Isabel, Vanessa, Marga y a Anjara y a Lu por darme un poco de vida con sus bebés. Gracias a Barbara por preocuparse de que no temiera por el trabajo y por apoyarme.

Gracias a Soleta y a Gonzalo por sus consejos y por transmitirme esa seguridad que solo los que han pasado por esto saben transmitir. Gracias a Marcus Martínez por darme siempre buenos consejos y explicarme muchísimas cosas sobre la enfermedad. Gracias a todos mis amigos cancerosos, Rocío, Begoña, Javi, María, María José, Margarita… Con vosotros ha sido más llevadero.

Gracias a todos aquellos que me habéis mandado un mensaje,ya sea por facebook, por whatss, o por donde sea, a todos los que habéis leído este blog y me habéis dejado un comentario, o me habéis llamado para contarme lo mucho que os ha gustado, gracias a todos los que os habéis preocupado por mi, y habéis apoyado a mi madre, a mi hermana o a Thomas.

En definitiva gracias a todos los que me habéis prestado unos pedacitos de vuestro tiempo al preocuparos por mi estado de salud y por mi vida, gracias a vosotros y a vuestras muestras de cariño y afecto se ha hecho mucho más llevadero.

Y gracias 2013 por hacerme mejor persona, por enseñarme a luchar y por dejar que es este año haya hecho lo mejor que he hecho en mi vida, superar un cáncer.

GRACIAS!

Anuncios